Tras tantas batallas entre el Caballero de la noche y el Payaso Príncipe del Crimen ¿Cuál sería el final perfecto para el juego que nunca acaba?

La lucha entre el bien y el mal toma muchas formas en leyendas y cuentos a través del tiempo, sin embargo hay un enfrentamiento en particular que toma matices que pueden repetirse pero nunca nos cansamos de verla, leerla e incluso jugarla. Esta historia en particular toma mucha teatralidad, trata de expresar un relato que puede ser percibido de diferente forma por cada personaje e incluso por el lector.

Como toda obra maestra del teatro, EndGame tiene un prólogo que muestra a una Liga de la Justicia decidida a acabar con Batman y lo obligan a utilizar cada recurso planeado para una situación como esta, para llegar al enfrentamiento con el ser más poderoso, el mítico Superman. Cada evento en este comic tiene el objetivo de mostrar a la mente maestra detrás de semejante acto, a aquel que había logrado escavar en las más profundas debilidades de cada miembro de la Liga de la Justicia y privar al gran Detective de la ayuda de su equipo. El nombre del villano no necesita más que monosílabos que representan el terror y la locura tras su típica marca, una risa fuerte dibujada en los rostros de los compañeros del Hombre Murciélago acompañado por el sonido que resuena como eco en el escenario de una batalla mítica.

End_Game_02_22032016

El Joker había regresado tras los eventos de Death of The Family donde trata de demostrar a su gran rival que es su más cercano amigo, que solo trata de mejorar sus habilidades y donde su desaparición – en el final de la historia- podía haber sido tomada como una muerte segura. En este acto de la nueva obra, regresa con una mentalidad nueva para afrontar al Justiciero Encapotado con su propia fortaleza, el símbolo que trasciende el tiempo y lo vuelve eterno.

El primer encuentro entre estas dos caras de la misma moneda devela el arma perfecta creada por el Hombre que Ríe, una nueva y perfeccionada fórmula de su legendaria toxina resistente a todo tipo de antídoto diseñado por Batman. Logra ser su verdadera obra maestra al esparcirse por todo Gotham en cuestión de minutos, que convierte el afecto de las personas infectadas en verdadero odio. Locura, risas y caos son el nuevo escenario de esta obra.

Cover de Batman Nº 38

Cover de Batman Nº 38

Todo lleva a un enfrentamiento final, lleno de señales de la historia interminable de los protagonistas. El símbolo eterno del murciélago se ve opacado por una leyenda de inmortalidad de las calles de Gotham adoptada por el Joker, de modo que ahora la verdadera batalla es demostrar que el Payaso Príncipe del Crimen no es más que un hombre vulnerable y mortal. Un último enfrentamiento de fuerzas, lleva al Caballero de la noche a agotar cada recurso y cada plan, en una dura batalla a golpes, caídas, cortes y toda clase de recurso físico empleado por ambas leyendas.

Uno no es nada sin el otro, dos seres mitológicos que están más cerca de lo que en realidad creen. Ambos tienen su propia forma de ver esta y cada enfrentamiento, la relación y el lazo que los une, mas ninguno está equivocado. Un final diferente a una batalla de siempre, sea comedia o tragedia esta historia concluye con un sonido sin emisor definido que retumba en los límites dados por las viñetas. Un HA final.

All it takes is one bad day…

About The Author

Related Posts