Siempre nos hemos preguntado cuál es el límite del Caballero de la Noche, si después de todo lo que enfrentó hay algo que lo pueda destruir. En la serie Batman Eternal se responden muchas preguntas similares.

Como todo gran fanático del legendario Detective me he preguntado cuál de todos los villanos que enfrentó sería capaz de llevarlo al límite, mas no solo en una dimensión como lo hemos visto antes. Bane rompió su cuerpo, The Riddler su mente, Hush puso aliados en su contra, Ra’s Al Ghul lo hizo enfrentar sus miedos y The Joker hizo que se sintiera completamente solo. De cada plan maestro de sus más temidos rivales el, Hombre Murciélago supo encontrar una forma de superarse físicamente, de idear planes que superen el intelecto de los villanos y, además, supo potenciar cada una de las habilidades que lo convierten en la leyenda que conocemos. Pero estos villanos en cada historia – entre muchas otras igual de increíbles – se enfocaban en destruir una parte, dejando el resto intacto para que pueda volverse a armar como guerrero y como detective.

Con el liderazgo creativo de Scott Snyder (escritor de Death of the Family) y la participación de muchos otros grandes escritores y genios del lápiz de nuestra era, en los 52 tomos de Batman Eternal – además de un adelanto en Batman #28 – se vive la historia de cómo una mente maestra idea el plan perfecto para llevar al Caballero de la Noche al punto máximo de la derrota. Vencerlo físicamente, dejarlo sin aliados, atacar sus puntos más vulnerables y que no sepa descifrar las pistas que ocultan al responsable de la gran caída del guardián de Gotham.Batman_Eternal_02_03052015

En el inicio de esta historia, se ve la caída de uno de los compañeros más importantes para Batman, tras una persecución de rutina para el Caballero de la Noche y la policía de Gotham sucede un accidente en el metro que termina con la vida de un centenar de personas, y tiene como principal culpable al entonces comisionado James Gordon. Tras ser llevado a la cárcel de máxima seguridad de Blackgate, muchos eventos inusuales ocurren alrededor de la ciudad del Cruzado Encapotado, desde el Asilo Arkham hasta los barrios lujosos. A simple vista, nada de lo que sucede tiene conexión alguna y solo aparentan ser pequeños acontecimientos normales para la noche de esta ciudad, por lo que nuestro héroe solo se enfoca en el caso del ex comisionado de policía. Para los otros casos envía a los miembros de la Bat-Family: Batwing, Batgirl, Red Robin y Red Hood.

Conforme pasa el tiempo, cada evento en la ciudad comienza a complicarse hasta llegar a ser una gran amenaza para Batman y la ciudad que protege, cada uno con un responsable diferente y motivos por demás extraños. Es entonces que aparece un rival del pasado, alguien que parecía responsable de la caída de Gotham y con ella, la del Murciélago. Hush, el que conoce el pasado de Bruce Wayne y su más resguardado secreto. Una mente que llega a dar un golpe tenaz que daña a todo el equipo del Detective, que lo obliga a usar cada recurso que dispone para verse completamente exhausto después de derrotarlo de una manera admirable.

Sin embargo, la derrota de Hush solo revela que no es el verdadero responsable de los sucesos alrededor de la ciudad. El mejor detective del mundo se encuentra en un laberinto en el que a cada esquina que dobla revela una pared sólida, cada acertijo que resuelve no brinda ninguna salida, ningún nombre al que culpar y más caos para Gotham. Batman se encuentra perdido, ninguna pista para arreglar lo que pasa en su ciudad y se ve derrotado por un rival que ni siquiera puede descifrar, además de tener a su ciudad plagada de sus más grandes rivales con un arsenal listo para destrozar todo lo que esté en su camino.Batman_Eternal_03_03052015

Para lograr acabar con el mal que no logra ver, el Murciélago tuvo que entender algo que le costaba aceptar desde hace mucho tiempo. Pese a que ha llegado a pulir cada habilidad que posee, potenciar sus sentidos, llevar su mente y cuerpo al límite en cada ocasión, olvidaba un detalle que lo hace incluso más grande de lo que se imagina. Bruce Wayne entrenó a un grupo de pupilos para explotar habilidades específicas que lo ayudarían y complementarían en momentos como estos. Es por este motivo que puede confiar ciegamente que la Bat-Family, que por el momento se ve derrotada, puede defender a la ciudad de los villanos mientras él se concentra en encontrar al responsable de todo lo ocurrido.

La solución de esta telaraña de eventos exige mucho más del Hombre Murciélago que otras historias que leí en el pasado. Lograr descubrir que el responsable se encontraba más cerca de lo que imaginaba lo llevó a no solo usar su astucia, sino tener que sentirlo en la sangre. Batman demostró que es Eterno no por ser inmortal, pues es un hombre de carne y hueso. Sino por lo que logró como símbolo, el poder que tiene de inspirar a toda una ciudad para unirse y sobrevivir, de crear la ilusión de ser más que humano para sus rivales y de modelo de perseverancia para sus aliados. El símbolo del murciélago no solo significa romper barreras, es un sinónimo de nunca rendirse y que de la noche más oscura emerge la fuerza para lograr lo imposible.

All it takes is one bad day…