“En la granja
el caballo castaño
relincha al sol.”

–  @eresuntomatito
(Gracias por tu muy bonito haiku)

A principio de la temporada de verano del año, hablamos de esta serie que comenzó más como una comedia de parte de vida (slice of life) que como algo más profundo. Ahora que la he terminado me he dado cuenta de mi grave error al catalogarla de esa manera.

Gin no saji -que es su nombre original- gira en torno a Hachiken, un citadino de apenas 14 que siente el peso de no cumplir las expectativas de sus padres, tal como lo hizo su hermano. Agobiado por esta situación y sin sueños ni planes a futuro, toma lo que él considera la ruta fácil que es vivir fuera de casa. Gracias a su maestro, encuentra esta salida inscribiéndose a una preparatoria agrícola situada en Hokaido logrando así la distancia entre sus padres y el mismo.

Algunos de los nuevos amigos de Hachiken

Algunos de los nuevos amigos de Hachiken

Aquí es donde comienza nuestra historia, con Hachiken descubriendo este nuevo mundo para él, donde se da cuenta que la vida en el campo no es tan sencilla como el esperaba; días que empiezan desde la madrugada, trabajos pesados, y el conflicto de “de donde viene la comida” son algunos de los problemas que tendrá que lidiar, sin embargo, el mayor de todos es darse cuenta que aquí en el campo los jóvenes de su edad ya tienen bien en claro lo que harán en su vida.

spoiler, tambien sale Buda. (Bueno, el solo es el maestro de equitación)

Buda dice que la tienes que ver. (Bueno, el solo es el maestro de equitación)

A través de la comedia y eventos cotidianos de la vida en el campo, la serie nos enseña cosas mucho más profundas de lo que aparentan. Un ejemplo de estos –y por favor disculpen el pequeño spoiler- es la visita al veterinario en la que nuestro protagonista le pregunta que es lo necesario para ser un buen doctor. El veterinario le responde lógicamente que hay que estudiar mucho, pero también el poder acabar una vida cuando es necesario. Esto a mi parecer, es algo memorable especialmente para Hachiken, ya que uno de los golpes importantes en la historia es el sentimiento de impotencia al no poder matar un animal si es un ser vivo.

Y es que ¡¿como no enamorarte de este cerdito oTL?!

Y es que ¡¿como no enamorarte de este cerdito oTL?!

Siguiendo con el comentario anterior, también es muy interesante ver la forma de ver a Hachiken a los animales como mascotas y no como….pues…comida, ya que es lo que nos pasaría a todos si estamos suficiente tiempo con animales, te encariñas con ellos porque es lo que nos hace ser humanos finalmente –tener sentimientos hacia algo- . Pero en el campo no es así, eventualmente tendrás que separarte de ellos y esto es algo que Hachiken no puede comprender y le duele, al menos en primera instancia.

Hachiken y ButaDon; una mejor historia de amor que Crepusculo

Hachiken y ButaDon; una mejor historia de amor que Crepúsculo

Sin embargo, nuestro personaje protagónico crece aprendiendo de los que lo rodean, quizá un poco más lento de lo que esperaríamos, pero se esfuerza y lo hace, entiende la forma de vida en el campo pero no deja sus orígenes atrás teniendo la perspectiva de ambos tipos de vida. De la misma manera, comprende a sus compañeros de clase y se da cuenta que la mayoría de ellos no es que tengan un sueño conciso, sino que están obligados a seguir el negocio familiar, igual que los animales de granja tienen un ciclo de vida, los chicos del campo también.

Además, ¡toda la comida se ve deliciosa en la serie °^°!

Además, ¡toda la comida se ve deliciosa en la serie °^°!

En el área técnica, la serie fue producida por A-1 pictures siendo dirigida por Tomohiko Ito junto con su asistente Kotomi Deai. Taku Kishimoto trabajo los guiones y Jun Nakai diseño los personajes y dirigio la animación. Shusei Murai estuvo a cargo de la música.

En verdad lo que comenzó para mí como una serie de comedia, tomo un rumbo más interesante sin perder las risas. Gin no saji es un anime que me ha sorprendido con solo 11 capítulos, una serie divertida e inteligente que hacía mucho no tenía el gusto de ver. Usando como referencia Fullmetal Alchemist (del 2009) que es de la misma autora Hiromu Arakawa, veo más Gin no saji como una historia hecha con el corazón, contada desde el campo para nosotros citadinos.

Hay que tener agallas para comerse algo tan bonito como esto.

Hay que tener agallas para comerse algo tan bonito como esto.

Está planeada una segunda temporada para inicios del próximo año y espera también un live action para el verano del 2014. Y para despedirme, les dejo el tema de cierre de este anime, que es tan relajante y agradable como la serie.