Con forma de comedia negra y un arte de lo más interesante, les presento la vida administrativa del “más allá”.

Una de las series que esperaba secretamente esta temporada es Hoozuki no Reitetsu –trasladada del manga homónimo por Natsumi Eguchi-. Con un mejor panorama del que esperaba, ésta es una de las series que siento, DEBO recomendársela al mundo entero –o por lo menos a los fanáticos de la mitología oriental-. Con forma de comedia negra y un arte de lo más interesante, les presento la vida administrativa del “más allá”.

Aquí también hay papelería que llenar.

Aquí también hay papelería que llenar.

A grandes rasgos, es la historia de Hoozuki (llevado a la vida por Yasumoto Hiroki, actualmente presta su voz a Kinjou en Yowamushi Pedal y es bien conocido por su papel en Bleach como Sado), quien es el ayudante principal –por no decir secretario- del gran Enma Daiou –el gobernador del mundo de la muerte (llevado a la vida por Takashi Nagasako oído antes como Dodoria en Dragon ball Kai. Éste último se encarga de resolver los problemas del infierno. De la misma manera, la serie nos muestra la vida común después de la muerte (no sólo de nuestros protagonistas, sino del resto del elenco).

No siempre es fácil la vida política.

No siempre es fácil la vida política.

Hoozuki es un personaje poco común en el papel protagónico. Con una actitud calmada y un tanto sadista, pretende resolver los problemas sin inmutarse de los actos tontos a su alrededor; haciendo la comedia muy diferente a la usual. Asimismo, todos los personajes son seres mitológicos reales, por lo que es de lo más divertido ver las representaciones que se les dan a seres que conocíamos de anime en general. Y aunque, parte de la comedia gira entorno a sus historias, siguen siendo divertidas para aquellos que desconocen el origen de estos personajes.

¡Pero también hay momentos alegres!

¡Pero también hay momentos alegres!

Este anime llega para ser una joyita perdida del 2014. Se las recomiendo a todos aquellos que busquen algo diferente y que tengan cierto gusto por el folclore oriental. La historia a primera instancia se siente lenta, pero es interesante, llamativa y divertida. Con la promesa de 12 capítulos totales, buena animación y un arte precioso, ésta serie es de mis favoritas de la temporada y los invito a que ustedes lectores le den una oportunidad, porque más allá de las risas y el entretenimiento, es una forma de poner a prueba nuestros conocimientos de la mitología oriental (o como en mi caso: comenzar a conocerla bien).

 

-Esta autora ya empezó sus estudios individuales del folclore oriental para traerles una guía de personajes para esta serie-

-Esta autora ya empezó sus estudios individuales del folclore oriental para traerles una guía de personajes para esta serie-