Es turno de hablar del segundo Robin, el que siempre quiso ir más lejos, el que nunca tuvo miedo y el que se convirtió en la primera gran derrota del Caballero de la Noche.

Este personaje es reclutado por Batman de las calles de Gotham, de una vida de delincuencia pero con habilidades que llamaron la atención del hombre murciélago. Sin embargo, su historia se remonta a un pasado repleto de tragedias y giros que empujaron a Jason a sobrevivir por su propia cuenta. Con su padre en la cárcel, una madre adicta a las drogas y presuntamente muerta, marcaron su carácter frio y bastante sombrío.

Existen dos etapas del personaje, una antes de los New 52 y otra posterior. En mi opinión la segunda es más evolucionada y es la que en sí convierte a este personaje en una pieza vital para el Multiverso de DC Comics. Ya conociendo su origen y la forma de ser de Jason me transporto a 1988 a la historia llamada A Death in the Family, donde Jason Todd descubre que su madre podría seguir con vida y logra encontrar un rastro que lo llevaría a su paradero actual. Tras un par de misiones junto a Batman donde deja salir todo su enfado y hasta sobrepasa el uso de la violencia con los delincuentes, Jason explota contra su mentor y escapa súbitamente de la Mansión Wayne para encontrar a lo único de familia que le queda en el mundo. Entre tanto, el Joker logra escapar nuevamente del Asilo Arkham para vender misiles nucleares a países del medio oriente (una medida desesperada al verse sin fondos para sus juegos y bromas letales).

Batman, tras rastrear las pistas que lo llevarían al Payaso Príncipe del Crimen encuentra al joven maravilla y los caminos de ambas búsquedas se cruzan por lo que comienzan a trabajar en un solo caso. Después de un par giros de la historia el Joker termina aprisionando a Jason Todd y a su madre en una bodega y es en este momento cuando el Joven Maravilla recibe una tremenda golpiza de mano propia del legendario villano de Batman, con una barra de metal lo deja al borde de la muerte y cuando parecía que todo acababa detona una bomba que termina con la vida de Jason y su madre. El Caballero de la noche no logra llegar a tiempo para salvar a su compañero y solamente encuentra su cuerpo sin vida entre los restos de la bodega.

Uno de los momentos más épicos de la historia de Batman

Uno de los momentos más épicos de la historia de Batman

Este es el punto donde la historia del personaje toma un giro impresionante pues revive y es encontrado en un hospital por Thalia Al Ghul que lo sumerge en la Fosa de Lázaro para curarlo, las razones para tal acto son desconocidas. Entonces Jason trata de vengarse del lunático criminal que lo mató y de Batman por nunca vengar su muerte. La ira que lo invade nubla su mente y cambia drásticamente su forma de pensar frente a los criminales que combatía, consideraba que la única regla del Caballero de la Noche fue la razón de su muerte.

Este personaje vengativo sufre ciertos cambios con la llega de los New 52 sin cambiar su origen, adquiere un cierto grado de madurez y solvencia sobre todas las características que describí. La más importante es saber cuál es el motivo por el cual Thalia Al Ghul lo revive, su entrenamiento, su nuevo equipo (the Outlaws) y su vinculación con la Bati-Familia. Jason no pierde el sentimiento de venganza pero lo transforma para saber que no puede cometer los errores de su pasado, que puede confiar de nuevo en las personas y que tiene las habilidades de detener a los malos (obviamente que no tiene la regla de No Matar de Batman).

Red Hood and the Outlaws

Red Hood and the Outlaws

En lo personal, me fascina cómo este personaje se desenvuelve en cada uno de los comics de la serie Red Hood and The Outlaws y en apariciones de otras series. El reencontrarse como persona lo llevó a ser un líder natural de su equipo, un compañero de Batman imprescindible y un increíble luchador. No tiene límites y a medida que paso las páginas descubro más lo fuerte que puede llegar a ser este personaje. Tal vez no fue el mejor Robin pero su nuevo camino lo llevará mucho más lejos de lo que pudo haber sido antes de su muerte.

All it takes is one bad day…