Todos conocen las series animadas de DC de los años 90s, las cuales estuvieron bajo el cargo de Bruce Timm quien después de haber hecho dichas series se enfocó en películas animadas para formato casero sobre los personajes de DC Comics, después de ofrecernos incontables adaptaciones de cómics legendarios como Dark Knight Returns. Bruce Timm regresa con una nueva película original con una historia completamente nueva: Justice League Gods And Monsters.

La película es el equivalente a los Elseworlds que realiza DC Comics donde se cuentan historias alternas a las que se tiene en la continuidad establecida lo que hace que los personajes sean radicalmente diferentes a lo que son en el colectivo popular, por lo general estas historias cuentan con una libertad creativa enormes para los autores que las lleven a cabo un ejemplo de esto sería Superman Red Son, Dark Knight Returns entre muchas otras.

El universo DC que nos presentan en esta película es uno completamente diferente al que conocemos de toda la vida, los cambios a los personajes clásicos son muy grandes y el más notable ejemplo de esto es Superman (quien adoptaría el nombre de Hernán Guerra): Que en vez de ser hijo de Jor-El es hijo de Zod y al llegar a la tierra no fue criado por los Kent sino por una pareja de inmigrantes ilegales a que cruzaban la frontera en el momento en que la nave de Superman se estrelló.

Superman no es el único personaje que cambia en su historia de origen: Batman en este universo no es Bruce Wayne sino Kirk Langstrom (Man-Bat en el universo tradicional) quien tras un experimento fallido se convirtió en un vampiro y con la ayuda que recibe por parte de Superman se convierte en Batman.

Wonder Woman no tiene absolutamente nada que ver con las amazonas ni la tierra sino con New Genesis y Apokolips donde ella era Bekka la nieta de Highfather que estaba por casarse con arreglo con Orion el hijo de Darkseid. El giro de los eventos que recibe la boda de Bekka y Orion tiene es muy sorpresivo pero tiene mucho sentido si los eventos del tratado de paz entre New Genesis y Apokolips no ocurrieron nunca y jamás existió la paz entre estos dos mundos.

El mundo en que habitan estos personajes es un mundo tan oscuro como sus protectores que no tienen empacho en exterminar a los criminales contra los que se enfrenten, pero eso sí no son tiranos que masacran a cualquiera que se les oponga sino sólo son héroes que están dispuestos a ensuciarse las manos para proteger al mundo, pero como era de esperarse el público no está de acuerdo de que exista una policía superpoderosa que funja como juez, jurado y verdugo, y que aparte sea protegida por el gobierno.

Generalmente uno pensaría que esta película molestaría a los más puristas del género, pero estoy seguro de que no lo hará ya que no toca a los iconos que conocemos sino que son personas completamente distintas muy al estilo de la Silver Age donde hacían desde cero a los personajes solamente tomando los poderes y los nombres.

A lo largo de la película vemos tanto a héroes y villanos que son nada más que científicos normales a diferencia de sus contrapartes del universo DC tradicional, lo que nos lleva a preguntarnos qué ha sido de las Amazonas, Atlantis, los Green Lantern Corps o Bruce Wayne de los cuales ni siquiera hay mención (Tal vez la haya en alguna secuela) aunque este es un problema (al menos para mí) es lo indicado centrarse en los protagonistas y la historia.

La historia es una trama de misterio, ya que alguien quiere inculpara a la Justice League por el asesinato en serie de los principales científicos de la tierra, el misterio es tan envolvedor que uno llega a tener sus teorías que son destruidas cuando el verdaderos villano aparece de forma inesperada (que tiene sentido si tomamos en cuenta quien es y lo que hace en el universo tradicional en relación a varios sucesos).

La película tiene sangre, referencias al sexo, lenguaje soez para algunas personas por lo que no es una película recomendable para verla con niños.

En conclusión estamos frente a una película de animación de calidad indudable con una historia envolvente y muy “adulta”,el resultado final deja con ganas de más, completamente recomendable si creciste con el trabajo de Bruce Timm y su equipo esta es una película imperdible para todos los fans del género.