¿La vida te ha tratado mal últimamente? ¡Necesitas una dosis de Non non Biyori!

El año pasado gozamos de tener series que brillaron tanto en el mundo “otaku” como fuera de él. Sin embargo, también encontramos joyitas que destacan por su desligue del anime “común” (es decir, no “fan service”, no “moe”, simplemente una historia sencilla). Non non biyori se encuentra en este apartado.

Las chicas mostrando el como funciona un slice-of-life

Las chicas mostrando el como funciona un slice-of-life

A grandes rasgos, la serie gira entorno a un grupo de amigas de primaria, en específico Hotaru Ichijou, una citadina que se muda con su familia al área rural de Japón (en específico Asahigaoka). Esta historia habla de su adaptación e integración a la sociedad campesina del área pero de una manera muy bonita y dulce. Hotaru, conoce a este grupo de niñas campesinas –mencionadas atrás- y aprenderá sobre la vida en el campo. Estas chicas a pesar de ser personajes comunes en este tipo de series, la justificación que maneja es lo que le da este toque de realidad –al punto de poder creer que si existen en algún pueblo no tan lejano de nuestra civilización occidental-.

Ella es Koma-chan, hace caritas adorables.

Ella es Koma-chan, hace caritas adorables.

La serie en cuestión toma el ya muy desgastado camino de las “chicas bonitas haciendo cosas de chicas bonitas” pero es de las pocas series que realmente puedo justificar el elemento pues los personajes están en el rango de 6 a 14 años viven en el campo. Quizá yo como citadina estoy equivocada al decir que en la sociedad rural son más inocentes pero creo que funciona en esta historia. Asimismo hay tan pocos niños en este pequeño pueblo que todos toman clases en conjunto –dándole mucha lógica a las diferentes edades del grupo-.

Parte de lo que hace esta serie tan atractiva es la comedia ligera que lleva. Es un slice-of-life (o extracto de vida) ameno y llevadero que se da de forma natural gracias a la personalidad de las protagonistas, es decir, no es una comedia que te avienta el chiste a la cara para que rías –no desapruebo el estilo, de hecho es un formato que disfruto mucho-, sino al contrario, la risa es algo que se va dando junto con la serie –como reírse con los personajes en vez de ellos-.

Si las chicas roban mucha camara les dejo estas tomas hermosas de los fondos.

Si las chicas roban mucha cámara les dejo estas tomas hermosas de los fondos.

Introduciendo a las chicas un poco, esta Hotaru –traída a la vida por Rie Murakawa, vista antes en Vividred Operation como Aoi- quien es la protagónica madura y seria (con tan solo 13 años), Nacchan –llevada a la vida por Ayane Sakura, actualmente en Mikakunin de Shinkoukei como Kashima y antes en Hotarubi no Mori e como Hotaru- que es la “tomboy” de la serie, perezosa y muy vivaz. Koma-chan –Kana Asumi es su actriz de voz, estuvo en Black Rock Shooter como Strenght/Yuu y Popura en Working!!- de 14 años esta acomplejada por ser más bajita de lo que debería ser a su edad –con la actriz de Popura, no pudo estar mejor planeado el elenco-. Finalmente y cerrando el cuarteto, Ren-chou –llevada a la vida por Kotori Koiwai, memorable por su papel en Gatchaman Crowds como Utsu-tsu-, la pequeña del grupo que con apenas 6 años transmite el universo visto desde alguien a su edad. Personalmente jamas he sido fan de los niños pequeños en la series, pero Ren-chou es una niña llena de imaginación adorable por ser un personaje casi real –y no estos niños cursiscursis que a veces salen tanto en las series-.

Como me han leído hasta aqui, un regalito.

Como me han leído hasta aquí, un regalito.

En datos técnicos, la serie fue dirigida por Sinya Katsura (director de Kokoro Connect, entre otros) y producida por SILVER LINK (ha traido series como Kokoro Connect, WataMote, Strike the Blood y actualmente No-Rin). En la composición de la serie estuvo Reiko Yoshida (memorable por su trabajo en K-on!, D.Gray-man, Maria-sama ga Miteru y Yowamushi Pedal). Está basado en el manga homónimo de Atto y el opening de la serie corrió a cargo de nano.RIPE (el ending es interpretado por las protagonistas). Visualmente es preciosa, no solo los personajes sino que también en fondos. Asimismo, la música hace juego de manera casi perfecta con el estilo artístico.

Los hermanos Koshigaya.  Koma-chan y Nacchan junto con su hno. Suguru

Los hermanos Koshigaya. Koma-chan y Nacchan junto con su hno. Suguru

Non non biyori cuenta con 13 capítulos y la promesa de un OVA para junio del año presente. De principio a fin es un anime para pasar el rato y sin duda alguna es perfecto para descansar del estrés que trae la vida diaria. Yo se las recomiendo a aquellos que disfruten las comedias ligeras y las historias dulces. -Esta autora sigue esperando luz verde para una segunda temporada….y mil quinientas más-.

Y es que como no adorar a Ren-chou