Porque cuando hay amor, hasta los lazos sanguíneos se quedan cortos.

El extraño amor que tienen los japoneses por las hermanas menores sin duda es algo que ha pegado mucho estos últimos años y que mejor que el anime para representarlo (especialmente el hentai). Suki de suki de suki de, trata de esto.

Este OVA de apenas dos capítulos son 3 historias, dos de hermanos –sanguíneos- y una tercera que narra una chica enamorada de su hermano –quien le corresponde en cierta manera-, pero como cualquier triángulo amoroso hay alguien que no está de acuerdo con la relación, su senpai y amigo de su hermano mete mano –y bueno, también le mete mano a ella-. Empezando por esta última, a mí personalmente me desagrada mucho porque es prácticamente una violación –con todo y amenaza- y aunque el amor esté de por medio el fin no justifica los hechos así que la detesté bastante. De la misma manera, la chica no disfrutaba entonces…bueno si algún lector disfruta eso, los invito a verlo.

Para que no digan, una imagen de la primer historia.

Para que no digan, una imagen de la primer historia.

Las siguientes historias, que implican relaciones consanguíneas, me parecen mucho más divertidas y simpáticas, pero bueno, vamos por partes. La primera historia trata sobre dos hermanos y empieza cuando la hermana se queda dormida “estratégicamente” en el cuarto de su hermano para fastidiarlo –bueno, la verdad es que el la droga, pero ella no se tragó la pastilla, entonces si lo fastidiaba de cierta manera-. Harto de esta común situación el chico se pone a ver descaradamente pornografía para “pasarla bien”. La hermana quien realmente no estaba dormida se ofende en cierta medida porque… bueno su hermano está viendo pornografía con ella ahí a lado. La historia se empieza a tornar “buena” cuando el video le deja de parecer interesante enfocándose en su guapa hermana que está a “la intemperie”. Aprovechando la situación –y su hermana- el hermano se empieza a divertir a costa de ella, quien en un momento la “calentura” le pega más y no le queda más que fingir que apenas viene despertando –cosa que ni ella misma se lo cree-. En conclusión, ambos se la pasan bien.

Total que ahora si "la cacharon en la movida"

Total que ahora si “la cacharon en la movida”

La segunda historia de hermanos cuenta la relación de Aki y su hermano mayor, quien se encuentra de vacaciones en su ciudad natal. El hermano mayor –a quien por obvias razones solo conocemos como oniichan- es un universitario que lleva el suficiente tiempo fuera de casa como para desconocer a su hermana en primera instancia. Pero en fin, como los lazos sanguíneos aquí vienen sobrando, ella engaña a su hermano para profundizar su relación –a algo más erótico- de modo que le hace pensar que su madre tiene un amante que se aprovecha de Aki, lo que provocan celos en su oniichan y bueno, luego la pasan bien –en más de una ocasión-. La historia acaba un tanto triste, pero debo admitir que es de las pocas tramas hentai que realmente me llaman -no, en serio, los invito a leer los subtítulos-.

Ya ni porque esta guapa Aki

Ya ni porque esta guapa Aki

Visualmente hablando, las niñas son preciosas. Con medidas reales y cuerpos coquetamente pequeños, este anime se ha situado en uno de mis favoritos. De la misma manera, me gusta mucho como los personajes masculinos tampoco sobresalen de alguna manera, dándoles protagonismo a las chicas. En cuanto a la animación, es buena, pasa sin pena ni gloria. La producción corrió a cargo de Pink Pineapple, y está basada en el manga homónimo de Kou Okada. Ambos OVAs salieron en el 2012.

La verdad yo aún no entiendo mucho el amor incestuoso, pero brincándose eso, este par de OVAs los recomiendo mucho –especialmente a aquellos que disfrutan el erotismo casual sin filias ni cuerpos innecesariamente voluminosos-. Las chicas, insisto, son de lo más bonitas y podría decir incluso que es de lo más dulce que encontrarán en el hentai.

Y es que esta niña ¡hasta chiveada se ve bonita!

Y es que esta niña ¡hasta chiveada se ve bonita!