Metal Gear Rising: ReVengance, un Metal Gear sin el Solid.

“Metal Gear Rising: ReVengance se aleja de la formula apoyada en el sigilo con el nacimiento de un nuevo juego de acción de alta velocidad estelarizado por el Ninja Cyborg “Raiden””.

Para muchos esta palabras, encontradas en la parte posterior del juego, dejan claro que este titulo no tiene nada que ver con lo que es la saga, con lo que hizo exitoso a Metal Gear, y remata dándole protagonismo a uno de los personajes mas polémicos de la saga y simplemente lo calificaron de pobre… una pausa aquí; hagamos un punto y aparte, olvidemos lo que fue y lo que pudo ser comenzando desde el “…nacimiento de un nuevo juego de acción…”

metal_gear_rising_03_26082013

Desde el inicio se deja claro que no habrá mucha tranquilidad y desde ese momento vemos un sistema de combos pulido y sutil, movimientos llenos de estilo y gracia, gráficos nada despreciables pero…súbitamente todo se torna mas que eso…una descarga de testosterona ochentera llena de explosiones, disparos, frenetismo puro con batallas épicas rayando en lo absurdo atiborran la pantalla; la música sube la intensidad a todo lo que da. El Blade mode es, a primera impresión, intenso e incluso grotesco y sadista. La campaña nunca llega a ser repetitiva añadiendo variedad de objetivos. Los controles responden bien pero tienden a ser confusos a momentos y el sistema de parryng se siente frustrantemente complicado, la cámara suele ser más retadora que los enemigos al girar 360 grados sin sentido o ir de lado a lado sin razón aparente. Tras terminar las batallas todo regresa a la normalidad, demasiado normal, tanto que rompe la intensidad con conversaciones o cinemáticas que llegan a sentirse largas y desde el primer momento uno siente la necesidad de saltarlas.

metal_gear_rising_02_26082013

El juego cuenta con 6 misiones que nos llevaran un aproximado de 4 horas de juego (o mas las primeras veces), con misiones VR bien surtidas, un catalogo de coleccionables y desbloqueables que aumentan el valor de repetición, un catalogo de armas suficiente para ser bueno que, todo en conjunto, dejan una extraña sensación de que se esta jugando un verdadero Metal Gear y cuando menos te des cuenta estarás dándole 3 o 4 vueltas mas llegando a el casi imposible ReVengance mode con tal de desbloquear todo.

Ahora llegamos al punto de inicio en esta reseña. ¿Vale o no la pena como Metal Gear? Parece extraño pero vale la pena como lo quieran ver aunque es relativamente corto comparado con lo extenso de sus antecesores, es inevitable sentir la esencia de Metal Gear. Si eres nuevo en la saga lo disfrutaras mucho y agradecerás el hecho de que no todo lo desbloqueable es DLC; el juego esta lleno de una buena historia, sistema de juego bien logrado y un soundtrack bueno para amenizar las peleas además de que (si lo que te interesa es solo jugar y cortar en cachitos a todos) podrás saltar las cinemáticas y conversaciones sin perder el hilo. Si eres fan de la serie es hora de dejar los prejuicios atrás, quizá tendrá sus detalles pero no defrauda y quizá convendría usar un custom soundtrack porque pudiera fastidiar a algunos; usar el sigilo lo mas posible aumentara el reto y te permite devolverle ese toque de limpieza a tu paso, ahora que si eres de los que no gustan de ver a Raiden te alegrara saber que el traje de Gray Fox esta disponible como DLC de paga. Créanme, no se pueden perder esta faceta de la serie, quizá esta lejos de ser perfecto pero como alterno cumple, no se arrepentirán.

metal_gear_rising_04_26082013