Una fiesta donde no hay música y tenemos que bailar bastante.

Devil Daggers es un FPS arcade inspirado en shooters de ordenador de los 90’s. Eso se aprecia al primer momento que empezamos a jugar. Uno está familiarizado con los controles y sabe a lo que ha venido, matar demonios.

Estamos en una arena en el infierno, nuestro trabajo es esquivar y asesinar a cualquier demonio que se ponga en frente de nosotros. ¿Cuánto tiempo podrás durar de pie? La idea en lo personal me encanta, su estilo visual es precioso, esos pixeles en movimiento me traen varios recuerdos; todo parece ir bien, pero el único fallo que le encuentro a Devil Daggers es algo vital en este tipo de videojuegos. La música y el sonido.

Lo qué hacía divertido a Doom era disparar sus armas y ver como caía un demonio en frente de nosotros, algo que nos dejaba muy claro que hemos derrotado a ese enemigo. El sonido de la escopeta de Doom era fuerte, poderoso, se escuchaba y sentía como una escopeta real. ¿Por qué en Devil Daggers cuando disparo dagas, no siento como si realmente una daga se hubiera apoderado de mí y me dejará disparar dagas de mis manos? Este concepto se le conoce como Game Feel. En Doom cuando disparamos, vemos una pequeña animación de nuestra escopeta y vemos al enemigo sangrar, eso da por sentado que hemos hecho daño y si el enemigo no ha caído, sabemos que necesita otro disparo para caer.

DD_02_21022016

Lo más cercano que tenemos a un disparo de escopeta en Doom en Devil Daggers es hacer un clic y ver cómo han salido varias dagas de nuestra mano. Eso apenas se acerca a un simple disparo de Doom.
Otra cosa que falta en Devil Daggers es música, en Nuclear Throne siempre tenemos temas alocados que nos acompañan en nuestra aventura y en Hotline Miami tenemos temas que nos convierten en asesinos en serie. En Devil Daggers es un juego que confía bastante en nuestra habilidad de esquivar en vez de disparar, pero una fiesta sin música es bastante aburrida. Lo único que estaremos escuchando son los sonidos que hacen los demonios y es una pena porque el juego tiene un tema en el menú bastante genial y enfermo.

La mejor manera de disfrutar Devil Daggers es con un buen álbum de heavy metal a todo volumen y a bailar con el diablo se ha dicho. Al menos el costo no sobrepasa los $60 pesos, así que si tienes algo de dinero y un buen repertorio de música, te puedo recomendar Devil Daggers aunque hay otros peces en el mar que te pueden dar el mismo nivel de desafío y una mejor recompensa.

DD_03_21022016

Devil Daggers se encuentra disponible en Windows y Mac OS X.

About The Author

Nació en el año 1999, se crió viendo películas de los 80's, jugando Megaman y juegos de ordenador. Ama Dark Souls, odia todo lo demás. Su bebida favorita era el Detonador Gargárico Pangaláctico. Durante toda su vida escribió en internet sobre cine y videojuegos. Murió en 1946.

Related Posts