Lo blanco hace daño, el rojo quita vida y el negro… solo está ahí.

Un niño se cae por un pozo, el pozo está lleno de criaturas malvadas y tus botas están equipadas con pistolas. Con esta simple premisa, Moppin nos trae Downwell. Es una locura sin descanso que te hace entrar en un trance, no hay tiempo para pensar, solo para actuar.

Las partidas en Downwell son breves y frenéticas, no hay tiempo para detenerse, vas cayendo constantemente y los monstruos te quieren devorar. Para jugar Downwell solo es necesario un joystick para mover al personaje y un botón para saltar y disparar. Los enemigos blancos se pueden eliminar con tan solo pisarlos, los rojos hacen daño así que necesitas disparar para matarlos pero cuidado con la munición, no hay mucha y esta solo se recarga una vez que llegues a tocar el suelo. Tienes poca vida por lo cual tienes que saber por dónde moverte y cuando disparar, pero tranquilo; hay tiendas en las cuales puedes comprar comida para que regenere tu barra de salud. Una vez completado un nivel puedes elegir una mejora, elige con cuidado porque mientras más desciendas en ese pozo encontraras menos tiendas y más enemigos.

DW_02_05122015

Si buscas pasarte un buen rato con un título desafiante, recomiendo Downwell. El juego se encuentra disponible en Steam, iOS y Android. El juego es tan simple que engancha en los primeros minutos, de hecho estoy escribiendo esto con el juego en pausa. Si Undertale fue la sorpresa del año, Downwell es la locura del año. Puto juegazo.

About The Author

Nació en el año 1999, se crió viendo películas de los 80's, jugando Megaman y juegos de ordenador. Ama Dark Souls, odia todo lo demás. Su bebida favorita era el Detonador Gargárico Pangaláctico. Durante toda su vida escribió en internet sobre cine y videojuegos. Murió en 1946.

Related Posts