Los cuatro fantásticos regresan a la pantalla grande tratan de revitalizar la franquicia pero ¿acaso lo lograron?

El reboot de Fantastic Four ha estado plagado de rumores y malos augurios desde sus inicios, que desde el pésimo comportamiento del director Josh Trank en el set de filmación, penosos comentarios de productores, escenas vueltas a filmar después de que el director dejara el proyecto, el hecho de que Marvel Comics cancelara su serie regular y venta de juguetes de los personajes, reseñas nefastas de la prensa especializada detenidas hasta el día del estreno y demás drama que harían un buen documental, pero ahora nos centraremos en juzgar a la película por sí misma.

La trama inicia con el pequeño Reed Richards y su sueño de crear una maquina transportadora con el apoyo de amigo Ben Grimm, años después Reed (Miles Teller) es reclutado por Franklin Storm (Reg E. Cathey) y su hija Sue (Kate Mara) para construir un transportador a otra dimensión, también se les une Victor von Doom (Toby Kebbell) y arbitrariamente Johnny Storm (Michael B. Jordan). Al completar la máquina Victor, Johnny, Reed y Ben (Jamie Bell) deciden viajar para terminar siendo bañados en un líquido verde (en caso de Victor absorbido y abandonado) pero regresan gracias a Sue. Todo acaba en un horrendo accidente que provoca que obtengan poderes, Reed escapa por un año mientras que el resto termina haciendo labor militar pero regresa para finalizar la maquina y encontrar una cura, al viajar descubren que Victor está vivo pero resulta que esta loco de poder y decide crear un hoyo negro para destruir el planeta, ahora el grupo de cuatro personas con poderes se deberá unir para detenerlo.

FF2015_02

Posters promocionales que literalmente muestran el climax de la película

Para empezar el tono esta por todas partes, va desde algo agradable que parece sacado de una película familiar ochentera de ciencia ficción pero al llegar al momento donde obtienen sus poderes el tono cambia radicalmente a una película de terror (que no es constante) y para llegar al tercer acto vemos a un Doom ecoterrorista sin motivación alguna explotando cabezas (de forma gráfica e impactante) para exterminar el planeta tierra sin razón, el tono vuelve a cambiar a una película de acción para terminar de golpe.

Un gran problema es su tema, la familia el cual esta con calzador y se nos recuerda cada cinco minutos por Dr. Storm, si no fuera porque en una escena se nos dice que Sue y Johnny son hermanos nadie se hubiera dado cuenta, su dinámica es seca e intercambiable con cualquiera de los otros tres personajes (Victor, Reed o incluso Ben) la película nos dice que deben de comportarse como un equipo pero la mayor parte del tiempo están separados, no se comportan como una familia, equipo o amigos, apenas son unos compañeros que se conocen hace un par de días (aunque se supone que es más de un año), los personajes son tan planos y olvidables que uno no puede tener empatía por ellos, no existe un arco, desarrollo o cambio en los personajes.

Por la parte de la actuación termina siendo decente, los actores trabajaron con lo que tenían a la mano, lo único que llega a sobresalir es la pequeña muestra de carisma por parte de Miles Teller y Michael B. Jordan mientras que en el área de los efectos especiales el resultado es mixto, vemos escenas donde funcionan bien con Ben tumbando tanques, a la hora de que Reed se estira  o cuando se prende en llamas Johnny pero en otras es fatal como ver a Sue (y su extrañamente cambiante cabellera) volando en una esfera o cuando Johnny esta tumbando varios drones.

FF2015_03

Un año de abandono y aislado, pero ¿de donde obtuvo su capucha y su fanatismo por Greenpeace?

La película no se compromete con un estilo, tiene saltos de lógica en la narrativa de forma incoherente que da la impresión de ver visto tres películas diferentes pegadas como un monstruo de Frankenstein. Es frustrante ver buenas ideas (la parte del origen dimensional o incluso el tema de horror) y no hacer nada con ellas o no explorar conflictos entre los personajes donde la mayoría se estableció por un dialogo para después ser abandonadas.

Fantastic Four no es una simple película “mala” es un gran desastre con ideas interesantes que ni siquiera se toma el tiempo de explorarlas, aun así fracasa como una adaptación, genero superhéroes o una cinta de ciencia ficción. Este reboot de termino siendo solo un experimento fallido con mucho talento detrás en especial después de ver Chronicle una buen película de jóvenes con superpoderes. Si aún están interesados en ver este desastre (por alguna extraña razón) pueden esperar a que salga en algún servicio de vídeo, pero definitivamente no vale la pena sufrir 100 minutos en el cine.

(Por cierto muchas escenas de los trailers no se incluyeron en la película)