El fin del mundo está delante de nuestros ojos, no somos más que un vagabundo con una espada. ¿Qué podemos hacer? Nada… Es demasiado tarde.

Heart Machine debuta con Hyper Light Drifter, un juego que bebe del pasado pero sabe tener sus pies en el presente. El juego de Alex Preston es uno que me recuerda bastante a clásicos como The Legend of Zelda, Ninja Gaiden y Ghost N’ Goblins. Mecánicas sencillas con enemigos cuyos patrones de ataque son reconocibles, pero todo puede terminar muy mal a la más mínima de error.

HLD_04_17042016

El videojuego de Alex Preston se toma muy literal la regla de Hidetaka Miyazaki; contar mucho sin decir mucho. Al empezar el juego tendremos mil preguntas, durante el desarrollo tendremos más dudas y lo más probable es que al final, terminemos con más dudas que respuestas. Hyper Light Drifter es un juego que no te cuenta absolutamente nada, no hay textos, las únicas palabras que leerás son las de la pantalla de inicio y las del tutorial. Todo lo que te quiera decir, lo hará a través de imágenes. Lo cual probablemente pases la gran parte del tiempo sin saber el ¿por qué? de tus acciones.

El combate es un baile en pareja, uno debe tener cuidado en no pisar los pies de su pareja, este es un juego que invita a actuar; moverse inteligentemente por el escenario ya que al más mínimo error, el juego castiga. Vamos equipados con una espada y una pistola que si sabemos usar, podremos encadenar una serie de combos que quedan bastante guapos en pantalla, a diferencia de otros hack n’ slash aquí la pantalla no se te llena de números y esferas de vida. Todo lo que se ve son nuestros movimientos y el de nuestros enemigos. El movimiento que más utilizaremos en combate, aparte de la espada y la pistola (que se recarga tras acertar golpes a los enemigos) es un desplazamiento rápido que sirve de dodge roll. Al combinar todas estas mecánicas, terminaremos con un hermoso baile entre nosotros y los enemigos que estén en pantalla.

HLD_02_17042016

Claramente y como en todo hack n’ slash, todas las habilidades se pueden mejorar con unos cubos que se forman al juntar cuatro tarjetas que iremos encontrando, ya sea tras derrotar a un grupo de enemigos, explorar una zona o vencer a un jefe final. Una vez que hayamos formado un cubo, podremos ir al poblado que sirve como nexo, como Majula en Dark Souls II. Como el formar estos cubos es difícil, tendremos que pensar muy bien en que gastarlos; mejorar nuestro movimiento, obtener nuevas habilidades con la espada o pistola, tener más espacio para cargar botiquines, etc.

Ahora que estamos hablando sobre el mundo de Hyper Light Drifter, hablemos un poco de sus enemigos, muchas veces nos encontraremos con manadas de criaturas salvajes, las cuales si empezamos a matar, varias empezaran a huir de nosotros por el temor de ser asesinadas y el ver como acabamos de masacrar a sus camaradas. Son criaturas que solo quieren vivir sus vidas pacíficamente, no les gusta que los vagabundos como nosotros disturben su paz, ellas lo único que hacen es defender su hogar que puede que no sepan cual sea el significado de esa palabra, pero saben que es algo que deben defender. Puede que solo sea un pequeño detalle tonto, pero para mí le da mucha vida al mundo.

De por si el mundo de este videojuego ya tiene bastantes secretos e historias que debemos ir descubriendo por nuestra cuenta. Aquí la exploración (como cualquier juego de la saga Souls) se recompensa con conocimiento y objetos (en este caso, las curiosas tarjetas que sirven para formar los cubos que mencione anteriormente). Con todo esto de la exploración y el matar enemigos, puede ser algo cansado, el solo estar viendo sangre y el sentimiento de perderte en el mundo llega a cansar a nuestro protagonista, se habla bastante sobre el movimiento rápido pero inteligente en el combate, pero también este es un juego que quiere que lo tomes con calma, que te relajes y te sientes a mirar los paisajes, por alguna razón existe el botón para sentarnos. La ambientación que consigue crear Heart Machine con esos colores brillantes y un hermoso trabajo de pixel art que llega a homenajear a la obras maestras de los 8 y 16 bits. Es hermoso. A parte de todo esto, la banda sonora (a cargo de Disasterpeace) logra crear unos hermosos momentos de silencio durante la exploración y contrasta perfectamente con lo frenético que llegan hacer los combates.

HLD_03_17042016

He leído bastantes análisis que mencionan el amor que tiene este juego hacía el pasado y el aura de nostalgia que transmite. Son argumentos muy válidos y no estoy aquí para negarlos. Pero este juego (aparte de homenajear a los clásicos de la industria) me ha recordado bastante a la primera ola de videojuegos independientes que salió al mercado, Super Meat Boy, Audiosurf, Braid y compañía. Juegos hechos con el corazón y la mirada puesta hacia el pasado, pero firmemente viendo hacia el presente.

Hyper Light Drifter se encuentra disponible en PC, Mac, Linux y próximamente hará su aparición en PlayStation 4 y Xbox One.

About The Author

Nació en el año 1999, se crió viendo películas de los 80’s, jugando Megaman y juegos de ordenador. Ama Dark Souls, odia todo lo demás. Su bebida favorita era el Detonador Gargárico Pangaláctico. Durante toda su vida escribió en internet sobre cine y videojuegos. Murió en 1946.

Related Posts