Creada por Takeshi Ikeda, Sasameki Koto es un anime (yuri) que promete más de lo que cumple

Sasameki Koto es un anime que promete más de lo que cumple. Con una estrategia sencilla y una protagonista que brilla por mantenernos cautivos durante toda la serie, nos topamos nuevamente con un anime que intenta, torpemente, abrirse paso en el mundo “yuri”. Esta historia comienza como muchas otras, en la preparatoria.

Murasame Sumika es conocida -y adorada- gracias a sus buenas calificaciones y facilidad para el deporte. Sin embargo, guarda un secreto poco común: está enamorada de su mejor amiga Ushio Kazama. Lamentablemente, ésta relación parece estar destinada al fracaso puesto que, por desgracia de Sumika, Kazama tiene preferencias por las chicas pero no con las características de nuestra protagonista (alta y un tanto marimacha) sino todo lo contrario: mujeres pequeñas y adorables.

El sueño de toda chica: la vida matrimonial.

El sueño de toda chica: la vida matrimonial.

Con un ritmo lento y con la esperanza de que ambas queden juntas, nos encontramos con los intentos frustrados de Sumika para conquistar a su amor; quien de hecho va tras otras faldas. Esto en realidad es muy bonito, pues ¿quién no ha estado en la misma situación donde tu amor va tras alguien más? Para nuestra protagonista, aunque esa situación es dolorosa decide conllevarla puesto que no puede olvidar el gusto que siente al estar a lado de Kazama. La madurez de la protagonista es precisamente lo que le ayuda a mantener esta relación y, a entender que no puede forzar que su mejor amiga la ame de vuelta.

Eventualmente hay más personajes igual de interesantes que nuestra pareja protagónica. Encontramos una pareja estable de dos chicas (Tomoe y Miyako), Akemiya -el vicepresidente de la clase- quien es un chico menudo y un tanto tímido que adora a Sumika (la presidenta de la clase) y, por supuesto, Aoi, una chica que le gustan las novelas ligeras “yuri” junto con las tradiciones clásicas -por no decir clichés- del género. Está chica es oro puro para la relación protagónica ya que gracias al gran cariño que le tiene a Sumika, Kazama entenderá lo que podría perder al descuidar a su mejor amiga.

Aoi: causando malentendidos.

Aoi: causando malentendidos.

La serie en cuestión es muy dulce y el género no va más allá de un par de besos, manos sudadas y sonrojos -vaya, un shoujo ai-, por lo que prácticamente se puede decir que es para toda la familia. Cuenta con un total de 13 episodios y fue transmitida en octubre del 2009 por TV Tokio. La producción corrió a cargo de AIC (que nos ha traído series como Oh! My Goddess y la popular OreImo) mientras que la dirección fue por Eiji Suganuma (quien también dirigió la franquicia animada Kodomo no Jikan).

El resto del elenco, todos muy carismáticos.

El resto del elenco, todos muy carismáticos.

Su versión manga –concebida antes del anime por el autor Takashi Ikeda- comenzó su publicación en el 2007 en la revista Monthly Comic Alive y fue completada en septiembre del 2011 con un total de 9 tómos (53 capítulos) a cargo de la casa editorial Media Factory. El grupo demográfico al que se destinó fue “seinen” -hombres entre 15 y 24 años-.

Asimismo, la franquicia cuenta con un juego para iphone llamado Sasameki Kisscomi –por Teach Tachyon- en el que califica la calidad de beso del jugador (sí, así como se oye y, si tienes un buen puntaje, te ofrece páginas a color del manga).

Sasameki Koto es un anime principalmente para pasar el rato. Tiene un estilo dulzón y simpático que es agradable tanto para los amantes del género como para los novatos en el área. El arte es agradable a la vista y la animación es buena. Prácticamente es un “slice-of-life” –parte o extracto de vida- con toques de comedia romántica, buenos personajes y una vibra muy tranquila. Pero, ante todo, no es un anime sobresaliente.

Sin embargo, ¡viva la vida yuri!

Sin embargo, ¡viva la vida yuri!