Dragones y misticismo es lo que encontraras en esta serie.

Este anime dirigido por Shunsuke Tada nos narra la historia de Ash Blake, estudiante de la Academia Dragonar Ansullivan, especializada en la enseñanza de técnicas de crianza de dragones, todos los estudiantes tienen una marca de nacimiento que los identifica como cuidadores de dragones, el problema de Ash es que a pesar de la extrañamente grande marca que posee en su brazo izquierdo, su dragón nunca ha aparecido, lo que lo ha convertido en el hazmerreir de la escuela, en la cual puede seguir estudiando solo por su extraña habilidad de poder montar sobre cualquier otro dragón. Pero un día fatídico, luego de ser retado por la princesa del Reino, estudiante estrella Silvia Lautreamont a una carrera de dragones, su dragón aparece, pero con una apariencia de lo más peculiar, la de una niña pequeña que posee una gran actitud. Es desde este punto que las aventuras de Ash y su nueva compañera dragón Eco, comienzan.

El primer encuentro entre nuestros personajes protagonistas.

El primer encuentro entre nuestros personajes protagonistas.

Hablando primero sobre la historia, pues no es de todo sobresaliente ni rompe-moldes, toma prestados muchos elementos de otros animes pero aun así puede llegar a entretener, no es algo para romperse la cabeza o que haya que analizar mucho, solo mira y disfruta lo que te ofrecen. Aunque algo que debo poner en claro es que el anime tiene muchos elementos Ecchi, no tanto como un panty-shot aquí o allá, sino cosas que van desde desnudez frontal hasta monstruos con tentáculos, cosas que para algunos podrán ser un punto bueno, pero en mi opinión eran totalmente innecesarias y de mal gusto.

Para quien creyera que estaba bromeando.

Para quien creyera que estaba bromeando.

En lo que personajes se refiere, tampoco son muy sobresalientes o memorables, Ash es el típico protagonista genérico el cual al principio parece que su vida va de bajada y sin frenos pero su suerte cambia radicalmente en cuanto entra Eco en escena, que por su parte, es la típica Loli con actitud mandona pero que a la vez tiene un lado tierno, Tsundere a más no poder. Silvia que también es un personaje importante, al principio tiene una actitud un tanto pedante pero firme, en cuanto empieza a conocer a Ash a fondo empiezan a hacerse ser amigos, lo cual evoluciona luego en un romance (El cual no se exploro mucho debido a los pocos episodios de la serie).

Los personajes que encontraras en esta serie.

Los personajes que encontraras en esta serie.

 

Si vamos a animación y diseño se refiere, es un trabajo decente las batallas tienen lo necesario para ser trepidantes, no hay nada que se vea fuera de lugar y los diseños de escenarios (con fuertes influencias medievales por el tema de los dragones) se ven bastante bien, en cuanto al diseño de personajes no tengo queja alguna, se ven muy bien, lo único que si podría mencionar es el aspecto de los dragones que podrían haberlos hecho más diferentes ya que la gran mayoría se parecen.

 

Los tipos de dragones que se encuentran en este mundo.

Los tipos de dragones que se encuentran en este mundo.

Musicalización y voces hacen bien su trabajo, la música se acopla de buena manera a las escenas, dándoles el toque justo para cada situación, aunque tampoco es que sobresalga mucho, solo lo justo y necesario, en lo que voces se refiere suenan decentes, no hay diálogos sobre actuados o voces incoherentes, todo suena como debe ser.

En conclusión, Seikoku no Dragonar no es un anime que rompa tendencias, o marque un hito en lo que Anime se refiere, es solo otra serie más que, si la historia te llama la atención, puedes disfrutar sin muchas complicaciones.

Esta serie se estreno en la Temporada de Primavera de 2014, fue dirigida por Shunsuke Tada (.hack//sign, Bungaku Shoujo, Kuroko no Basket, Kuroko no Basket 2nd Season) y fue producida por C-Station (Actualmente no han trabajado en ninguna otra serie). Posee 12 episodios de 23 minutos de duración.