Tomoko Kuroki piensa que será popular en preparatoria. Sin embargo, se da cuenta que la vida es más dura que en los juegos otome que suele jugar normalmente

Watashi ga Motenai no wa dō Kangaetemo Omaera ga Warui! (No importa como luzca, ¡es culpa de ustedes que no soy popular!) o simplemente WataMote, es un anime del que hablamos a principio de temporada. Esta cómica serie del género slice-of-life (o parte de vida), gira en torno a Tomoko Kuroki, una chica que piensa que ganará popularidad estando en la preparatoria. Sin embargo, su vida no toma el camino que pensaba dándose cuenta que la vida es más dura que en los juegos otome (videojuegos románticos para jugadores femeninos) que suele jugar normalmente.

Tomoko siempre tiende a ser malintepretada.

Tomoko siempre tiende a ser malintepretada.

Me atrevo a decir que WataMote es una de las series que más brillaron en la temporada y prácticamente en el año. Con una premisa bastante desgastada pero vista desde un ángulo totalmente novedoso, la serie peca de ser sorprendentemente divertida. Aunque el personaje tiene elementos exagerados de las mujeres que disfrutan el anime y los videojuegos, yo creo que más de una nos sentimos especialmente identificadas en múltiples ocasiones. En mi muy personal opinión, Tomoko es una chica muy real, ya que por muy otaku que sea sigue sintiendo envidia por cosas reales y lo que no logra tener se le hace mas fácil ofenderlo. Es la clase de otaku que todos los demás odiamos porque nos categorizan como esta. Y aún así es tremendamente divertida porque nos hemos visto reflejadas en situaciones similares.

Mis escenas favoritas involucraron a los hermanos Kuroki

Mis escenas favoritas involucraron a los hermanos Kuroki

En una ocasión leí acerca de cómo WataMote es una comedia cruel al reírse de un personaje que en realidad no tenía la culpa de su timidez. Yo no lo creo así, pues las desgracias de Tomoko son a raíz de su comportamiento mayormente. El personaje puede llegar a tener muy malas vivencias, pero normalmente se las merece por su propio egocentrismo y prepotencia -que no se llega a ver mucho en la serie por su timidez-. El ejemplo más claro se aprecia en la relación que tiene con su hermano al que obliga contra su voluntad de hablar con él en más de una ocasión al día, le hace de vez en cuando malas jugadas y tiende a burlarse de él.

Otro personaje con el que Tomoko llega a tener relación, es su amiga Yu Naruse, una chica de lo más adorable que da el cambio de la secundaria a la preparatoria como Tomoko siempre soñó tener. Al pertenecer a una escuela diferente, Yu-chan es un personaje recurrente y a pesar que quiere mucho a Tomoko, esta se burla de ella -bueno, solo lo hace en su mente-.

Yu-chan y Tomoki, en ese orden.

Yu-chan y Tomoki, en ese orden.

Antes de continuar, rápidamente me gustaría mencionar algunos detalles técnicos de esta serie. El anime tuvo una duración de 12 capítulos con un próximo treceavo que tendremos en forma de OVA el próximo año. El proyecto esta basado en el manga homónimo de Nico Tanigawa y el público al que está dirigido es shonen.
En el papel protagónico -que le quedo excelente, debo reconocer- trabajo Izumi Kitta (quien ha prestado su voz a personajes como Cordelia en Tantei Opera Milky Holmes) y en los papeles secundarios la acompañaron actores de voz como Yuuichi Nakamura como Tomoki, el hermano menor de Tomoko (que irónicamente hace el papel de Kyousuke de OreImo) y Kana Hanazawa en el papel de Yuu Naruse (trabajo en Ao no exorcist como Shiemi, Yukino en Kotonoha no niwa y como Anri en Durarara!!). El proyecto estuvo a cargo del director Shin Onuma y su casa productora fue Silver Link -actualmente están sacando Strike the Blood-. El opening -que esta increible tambien- se llama de igual manera que la serie y fue interpretado por Konomi Suzuki y Kiba de Akiba. La canción alcanzó el #43 de Japan Hot 100 y la versión por Izumi Kitta al #79.

Y pues si...cosas de la vida

Y pues si…cosas de la vida

Yo adore la serie; me pareció fresca e interesante. El personaje de Tomoko choca con todas las chicas otakus que he llegado a ver en los animes. Jamás hace su “debut” como pretende y eso le da más puntos. Aunque algunos consideran similitud con Konata de Lucky Star, creo que Tomoko va más allá -Konata tenía amigos y sabía socializar, no era tan prepotente, más bien era una chica bonita que le gustaba el anime que no debía-, tampoco tiene similitud con Kirino, de OreImo, que su gusto por las novelas visuales atrae mas al genero masculino. En Genshiken de igual manera aunque hay personajes femeninos, no me parecen lo suficientemente fuertes para igualar el personaje de Tomoko, la chica en cuestión es única y es lo que resalta de entre todas las series.

Y aun asi, Watashi ga Motenai no wa dō Kangaetemo Omaera ga Warui! se da a la tarea de empezar igual de simplona que comenzó. La historia se burla de sí misma al demostrar que no ha habido ni un solo cambio en la vida de Tomoko. Más que una serie de parodia a otras, es un anime que se enfoca en parodiar al espectador y eso es lo que hace tan divertida Watamote.

¡Tomoko, esperamos que en el próximo OVA puedas hacer tu debut!

¡Tomoko, esperamos que en el próximo OVA puedas hacer tu debut!